¿Cómo podemos introducir a nuestros hijos en el mundo de la robótica? Además de tener la posibilidad de buscar un grupo de extraescolares, también se pueden hacer cosas muy divertidas e instructivas en casa. Si aún no lo habéis hecho, ¡es momento de pasar un buen rato en familia aprendiendo robótica!

¿Con qué kit de robótica podríamos empezar?

Para introducirse en este apasionante mundo en familia lo mejor es buscar un buen kit de iniciación. Si nuestro propósito es despertar el interés por la robótica a nuestros hijos hay que seleccionar de forma pensada el kit, siempre se debe escoger aquel en el que los más pequeños sean capaces de completar los retos, con nuestra ayuda, pero sin que realicemos todo el trabajo. Es cuando ven que son capaces de lograr cosas cuando se sienten más motivados.

LEGO Education WeDo

Uno de los kits de robótica educativa con más éxito en el mercado es el de LEGO Education WeDo, ¿y es que quién no ha jugado con LEGO alguna vez? Con su sencillo lenguaje de programación basado en bloques permite interactuar con los sensores y el motor que se incluyen como piezas del kit. El propio programa trae una guía para que la familia pueda ir creando diferentes modelos de robots y aprenda a modificar su comportamiento. Es un kit de iniciación a la robótica ideal para crear historias y cuentos con los niños.

lego wedo

LittleBits

Otro kit educativo con el que pasar un buen rato en familia es el de littleBits. Aunque este kit está más cerca de ser una introducción a la electrónica, hace que pasemos momentos muy divertidos en familia aprendiendo los conceptos básicos del funcionamiento de la robótica. Es una plataforma compuesta por elementos que se unen mediante imanes, de forma muy atractiva. Cada littleBit tiene una única función (luz, sensores, sonido…) y según la función que desempeñen son de un color en particular. Se dice que los littleBits son como los bloques de LEGO adaptados al siglo XXI. La gran comunidad de usuarios que tiene y su infinidad de posibilidades hacen que, sin duda, sea una gran apuesta para introducirse en familia en este mundo.

littlebits

Creación de un robot casero

Si ya habéis utilizado algún kit de iniciación a la robótica y os apetece potenciar al máximo vuestra creatividad podéis optar por construir un robot casero. Hay multitud de proyectos que se pueden encontrar por Internet. Se pueden crear robots tan originales y sencillos como una figura de papel que vibre gracias a una pila de botón y un pequeño motor vibrador. O robots como los utilizados en la competición de origen japonés Hebocon, ya realizada en Madrid, en la que autómatas absurdos se enfrentan entre ellos. Se puede imitar el objetivo de este curioso certamen que ya se ha celebrado 60 veces en 25 países: la creación del peor robot que se mantenga sobre sus propias ruedas, o en general, que se mantenga, a partir de materiales reciclados. Qué mejor que poner en marcha la creatividad de la familia haciendo vuestras propias competiciones de robots, creando autómatas como Tunabot, una lata de atún capaz de moverse en línea recta.

TunaBot-hebocon

¡Cuéntanos con qué kit de robótica jugáis en vuestra familia o vuestros inventos más curiosos!