En nuestro anterior artículo, descubríamos los beneficios de introducir la robótica educativa en la formación de nuestros hijos y con qué diferentes kits de robótica podíamos hacerlo. Pues bien, la programación va de la mano, y es que si bien puedes montar un robot todo lo increíble que quieras, debes también programarlo para que actúe como desees.

Para entender los beneficios de la programación, haremos un acto de reflexión planteándonos la siguiente pregunta: ¿Es importante enseñar a los niños a escribir? Ya que no todos ellos querrán ser periodistas o escritores profesionales el día de mañana… Quizás mientras has leído la pregunta, automáticamente has pensado que es insulsa. Claro que es importante, usarán la escritura durante toda su vida y para un montón de propósitos diferentes. Lo mismo sucede con la programación, o, profundizando en el tema, con el pensamiento computacional. 

Con la programación desarrollamos el pensamiento computacional

Programar supone hablar el mismo idioma que una máquina.

El pensamiento computacional implica resolver problemas de forma organizada y estructurada, mediante algoritmos, tal y como lo haría un programador. Aunque parezca algo que pertenece sólo al mundo de la informática, usamos algoritmos todo el tiempo para resolver problemas cotidianos.

En el 2006, Jeannette Wing publicó el artículo Computational thinking en el que defendía que el pensamiento computacional representa un ingrediente vital en el aprendizaje de STEM, y así se ha ido confirmando en los últimos años, generando la implantación de una asignatura de robótica y programación en el programa académico de la ESO en la Comunidad de Madrid.

Con la programación se aprende a desarrollar estrategias para resolver problemas

Además de aprender matemáticas, los chavales aprenden estrategias para solventar retos, a diseñar proyectos y a comunicar sus ideas. Estas son habilidades necesarias no sólo para programadores, sino para todos, pequeños y mayores, sean cuales sean sus intereses u ocupaciones.

Mitchel Resnick, profesor en el MIT de Massachusetts dijo: -“Cuando se aprende a desarrollar código, empiezas a pensar en procesos del mundo”- comparando la programación con la lectura y escritura.

¿Pero a qué edad se puede introducir la programación en la educación?

Al ser una actividad que incentiva la creatividad, el pensamiento computacional, a trabajar en equipo y, sobre todo, que los niños consideran extremadamente divertida ya que pueden crear sus propios juegos, se puede introducir desde edades tempranas.

LightBot, recomendado a partir de 3 años

LightBot es un juego muy gracioso en el que se debe guiar a un robot para iluminar los azulejos azules. Para ello se “programa” moviendo diferentes bloques que le indican si debe girar, caminar o iluminar. Este juego es muy apropiado para iniciar en programación a niños a partir de los 3 años.

lightbot

Scratch Jr, recomendado a partir de 5 años

Con Scratch Jr, pequeños de entre 5 y 7 años pueden aprender a programar jugando. Esta aplicación está pensada y diseñada para niños no lectores y es completamente gratuita para tablets con Android o iPads.

scratch-jr

Scratch, a partir de los 7 años

Scratch es un proyecto del MIT que permite la programación con bloques de colores, muy visuales y fáciles de entender y utilizar. Esta es su gran virtud, en pocos minutos se pueden crear todo tipo de historias interactivas, juegos o animaciones que divierten a toda la familia.

Otra de sus ventajas es que está tan extendido que es compatible con numerosos kits de robótica, de lo que hablaremos más adelante.

scratch-jr-2

Enseñando programación rompemos la brecha digital

¿Cuántas veces vemos a los pequeños delante de la tablet o el ordenador jugando como meros consumidores de tecnología? Enseñándoles a programar, nuestros hijos hacen un uso activo de la tecnología, teniendo la oportunidad de crear sus propios juegos.

El código y los robots no tienen género. Es una filosofía que se debe incentivar para que niñas y adolescentes no sean víctimas de la brecha digital, tal y como propone Google con su iniciativa Made With Code.

¿Qué mas beneficios has encontrado enseñando programación a tus hijos?